jueves, 19 de mayo de 2011

A Marbella se le hace la boca agua con el puerto (SUR)

Los comerciantes del casco antiguo se frotan las manos ante la futura llegada de turistas y el nuevo eje que se abrirá desde el este Empresarios y vecinos destacan los beneficios que tendrá para la economía la nueva Bajadilla
19.05.2011 -
CRISTINA GONZÁLEZ
MARBELLA.
Más de 400 millones de euros de inversión. La cifra no deja impasible a nadie. Ni a los empresarios ni a los vecinos. Saben que los cuatro años de obra de ampliación del puerto de La Bajadilla ayudarán a dar un empujón, aunque sea indirectamente, el sector de la construcción, pero sobre todo que no serán flor de un día. La conversión del recinto náutico en uno de los más importantes del Mediterráneo, incluido un muelle de 200 metros para la llegada de cruceros, marcará un antes y un después en la oferta turística de Marbella y en su posicionamiento a nivel internacional.
«Aunque no lo conocemos aún en profundidad parece que es un magnífico proyecto», apuntó ayer el presidente del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), Juan José González, sobre la adjudicación que la Junta ha hecho de esta esperada actuación a la unión temporal de empresas (UTE) Nasir Bin Abdullah & Sons, encabezada por el jeque catarí Abdullah Ben Nasser Al-Thani, propietario del Málaga CF, y en la que también participa el Ayuntamiento de Marbella a través del Puerto Deportivo Marbella SA. La patronal marbellí ha sido una de las principales defensoras e impulsoras de que la ampliación llegara a buen puerto porque «era una obra necesaria para la ciudad». A su juicio, la nueva Bajadilla será la llave para abrir aún más la ciudad al mar y especialmente para «reequilibrarla» hacia el este.
Una opinión que comparte Carola Herrero, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Profesionales del Casco Antiguo, quien destacó que hasta el momento ha primado en la ciudad el eje oeste, entre el Centro y Puerto Banús, lo que se conoce como la Milla de Oro. «Con la remodelación del puerto se abrirá otro eje hacia el este, desde esa zona al centro, que supondrá un cambio radical para la ciudad», apuntó. Y sobre todo, un balón de oxígeno para los comercios del casco antiguo con la llegada de los cruceristas. «Para Marbella es todo un paso adelante», añadió.
Aunque todos se muestran prudentes por el desconocimiento de los detalles de la propuesta ganadora o por si pudieran surgir contratiempos de última hora, las dudas sobre sus beneficios son pocas. «Es un avance enorme y va a ayudar mucho a las pequeñas y medianas empresas tanto del casco urbano, por los cruceristas, como a la industria auxiliar de la construcción», apuntó José Sánchez, presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella (Apymem). ¿Su deseo? «Ver el primer camión cargado de piedras». Similar al de Manuel Sánchez, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Marbella y San Pedro Alcántara. «Cuanto antes empiece la obra mejor», subrayó. Tiene claro que la ciudad no debe quedarse dormida en los laureles ante la competencia de otros destinos turísticos pujantes. «Que lleguen cruceros con 800 personas será un gran avance», añadió.

1 comentario:

  1. Que bien le va a venir a Marbella el puerto

    ResponderEliminar